maxresdefault (5)

El Celarg sigue brindando cultura al alcance de todos los venezolanos

Todos los miércoles se lleva a cabo en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), en Altamira, un taller de joropo tuyero para bailarinas y bailarines tanto con experiencia como principiantes, que deseen adentrarse en el mundo de la danza a través de este ritmo venezolano.

Las clases tienen lugar a partir de las 10:00 de la mañana y se extienden hasta las 12:00 del mediodía.

El taller estará activo, en un principio, durante todo el mes de septiembre, informó el ministerio del Poder Popular para la Cultura a través de su cuenta en la red Twitter.

Nomirelly Rivas y Carlos Torrealba tienen bajo su responsabilidad la enseñanza en este curso, al cual solo hay que asistir con ropa y zapatos cómodos.

La edad no es limitativa para participar.

El taller es una iniciativa del Instituto Artes Escénicas y Musicales (Iaem), el Programa Revolucionario de las Artes (Pira) y la Escuela de Saberes del estado Miranda.

A cada clase asisten culturas y cultures de amplia trayectoria en cuanto a música y baile tuyero, para darle un valor agregado a la jornada, y además de los pasos de baile, semana tras semana se estudiará acerca de la historia y el anecdotario de este ritmo, que forma parte de la identidad cultural del centro del país.

Arte, crecimiento personal y espiritual

La exposición Diario de verano, de Ariela Valentina Méndez Quintero, podrá ser apreciada en la sala NG de la Fundación Celarg desde el 21 de septiembre hasta noviembre, con entrada libre. La muestra está integrada por un conjunto de 22 obras elaboradas con acrílico y guache sobre lienzo y papel.

Ariela Méndez aborda la idea del jardín como espacio para expresar el crecimiento personal y espiritual con una reflexión acerca de los procesos de nacimiento y muerte.

Méndez participó en la muestra Arte-Proceso 2018-2019 que la Fundación Celarg viene promoviendo como espacio para jóvenes artistas.

Méndez plantea que la experiencia le sirvió para entender qué quería transmitir: “En ese momento me encontraba en una transición entre la escritura, el color y la figura de la flor. La escritura se hizo línea y la línea se hizo flor. Es como si estuviera escribiendo de manera indirecta”.

En su estudio la artista destaca su interés en la animación, cultura japonesa y la figura del kimono, que aborda con la luminosidad de las flores del trópico.

CORAZÓN LLANERO MULTIMEDIA

Departamento de Prensa

Brigitte Galindo

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.