SRI Lanka miércoles

Víctimas mortales de atentados en Sri Lanka ascienden a 359

Este miércoles la policía del país asiático informó que el número de muertos en la serie de atentados perpetrados, desde el Domingo de Resurrección, contra iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka subió a 359.

El anterior reporte de las víctimas había cifrado la cantidad de fallecidos en 321, pero desde entonces muchas personas murieron a  consecuencia de sus heridas. Según el boletín del pasado martes al menos 500 personas resultaron heridas en los atentados.

Tres iglesias y cuatro hoteles de lujo en diferentes ciudades de Sri Lanka, además de un barrio residencial, fueron blanco de los atentados.

La cancillería esrilanqués confirmó el martes que entre los fallecidos hay 34 extranjeros, nacionales de al menos una docena de países.  14 extranjeros más aún se dan por desaparecidos y podrían estar entre las víctimas no identificadas hasta el momento.

Autoridades alerta

Fuentes oficiales revelaron sus sospechas de que puedan cometerse «nuevos ataques» en la isla.

«Puede haber más ataques. Tenemos que estar atentos en este momento, tendremos la situación bajo control en los próximos días», dijo el viceministro de Defensa de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene, en una rueda de prensa con periodistas extranjeros.

La madrugada del miércoles la policía esrilanquesa llevó a cabo nuevas operaciones y detuvo a otras 18 personas en relación con los ataques.

En total, casi 60 personas fueron detenidas desde los atentados del domingo, dirigidos contra hoteles de lujo e iglesias llenas de gente durante la misa de Pascua en Colombo, la capital, y otros lugares.

Continúan las investigaciones

Funcionarios del país señalaron al grupo islamista National Thowheed Jamathla como el principal sospechoso. El primer ministro, Ranil Wickremesinghe, dijo que tienen evidencia de que los perpetradores recibieron «ayuda externa» y apoyo de «una red internacional», y que EI pudo hacer estado detrás de los ataques.

Los ataques «no pudieron haberse efectuado solamente a nivel local. Hubo un entrenamiento y una coordinación que nunca vimos antes».

El autodenominado grupo Estado Islámico (EI) aceptó la responsabilidad de los ataques. El grupo publicó un breve mensaje en Amaq, su medio de comunicación oficial, asegurando que siete de sus «combatientes» pusieron las bombas.

CORAZÓN LLANERO MULTIMEDIA

Departamento de Prensa

Brigitte Galindo

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.